Origen del nombre de "Montecristo" para los puros habanos.

A mediados de los años 30 del pasado siglo, dos asturianos, afincados en Cuba, Alonso Menéndez y Pepe García decidieron crear una nueva empresa cigarrera que ofreciese un producto de alta calidad. En la fábrica, los torcedores de puros pasaban largas jornadas laborales en las que, para hacer más ameno el tiempo que estaban allí trabajando, disponían de un empleado que realizaba la tarea de leerles novelas en voz alta.
Sin lugar a dudas las aventuras de “El Conde de Montecristo” de Alejandro Dumas fue la que causó más impacto entre los trabajadores, haciendo que el lector les leyese una y otra vez el mismo libro. El rendimiento de los torcedores era espectacular a la vez que el puro que producían resultaba de primerísima calidad. Los socios Menéndez y García vieron ahí un gran nombre para su producto estrella: Montecristo. (Fuente: 20minutos)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Budas de los Días de la Semana

Las 30 ciudades más grandes de España por número de habitantes

Tips para que tu lugar de trabajo sea más productivo