5 errores que no debes cometer si tu chica ha ido a la peluquería



Cuidar lo que dices cuanto tu chica va a una peluquería es un asunto de primer orden. Algo sobre lo que deberían existir documentales al estilo ‘El Último Superviviente’. Pero no. Nuestra sociedad minimiza su importancia, como si un error fuera inocuo, como si fuera posible dejarlo correr,  rectificar, reparar el daño.

Nada más lejos de la realidad. Errores comunes generan una reacción indeleble que será recordada en cualquier cena con amigos, en cualquier discusión, cuando menos te lo esperes. Como nosotros creemos que es mejor prevenir que curar, y tu relación nos importa, nos hemos basado en un estudio de la Universidad de Northwestern para detectar los errores más comunes y evitar el mal mayor.

1.       No darse cuenta. Es un error de principiante, un básico que un hombre moderno, hight tech, no debe permitirse. Porque si tu novia va a la peluquería porque tiene unas raíces de 6 meses y vuelve con unas mechas californianas y 70 euros menos, deberías notar ese cambio. Si no eres capaz, es mejor que digas:

-          ¿Te has hecho un cambio? Te noto diferente pero es tan natural que sólo se te ve más guapa.
Esta frase bastará para que ella dé rienda suelta a sus ganas de hablar de su cambio de look y te regalé toda la información que necesitas para quedar como un gentleman.

2.       Decir que te gustaba más antes. ¡¿Por qué?! ¡¿Por qué?!  La sinceridad está sobrevalorada en las relaciones de pareja. Ella no quiere que seas sincero, quiere que seas útil y que minimices su error, porque sabe que se ha equivocado. No espera una respuesta sincera, espera una respuesta adecuada. Lo que digas no va a hacer que su nuevo aspecto desaparezca.  Si parece una choni, di que te recuerda a los tiempos del instituto, si parece una abuela, di que está más interesante, sí es aburrido, comenta que es elegante… Whatever, el mal ya está hecho y tu sinceridad sólo puede empeorarlo.

3.       Decir que te gusta y tras la tercera pregunta reconocer que no. Esto es mucho más grave, porque además demuestra que tienes miedo, y eso ella jamás debería saberlo. Si dices que te gusta y ni siquiera sabes si se ha depilado el bigote o se ha cortado el pelo debes estar preparado para mantener tu posición. De lo contrario, sería como ir de farol en una buena mano de póquer y enseñar tus cartas aunque nadie haya entrado. Jamás volverás a ser respetado en una mesa ¿Es eso lo que quieres?

4.       Decir que te recuerda a una ex novia. Ella lo sabe. Sabe que salís juntos porque no has superado que Adriana se fuera con el hamaquero de tu luna de miel, pero no quiere escucharlo. Sí, hará todo lo posible para parecerse a ella y para superarla, porque sabe que así estarás a sus pies, pero es tema tabú. Si tu ex llevaba el pelo de Mónica Naranjo en sus mejores tiempos y ella, casualmente, lo lleva también, es porque está de moda. Punto. Tu novia es una moderna y no debes decir nada más si no quieres que se busque otro hamaquero.

5.       Que te mande una foto por whats up y decir que “va a quedar genial, que cuando acabe vas a buscarla”. No seas dedoflojo. Si ella te ha mandado una foto porwhats up y no tiene papel de plata en la cabeza, es más que probable que sea una foto de resultado, así que di que le ha quedado genial. Si te dice que aún no ha terminado, siempre puedes decir que ya se puede vislumbrar el cambio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Budas de los Días de la Semana

Las 30 ciudades más grandes de España por número de habitantes

LISTADO EMISORAS FM EN MADRID