LAS 6 GRANDES SETAS DEL BOSQUE ESPAÑOL

Algunas de las especies de setas más deseadas que podemos encontrar en España son:

-Lactarius deliciosus NÍSCALO O ROBELLÓN :

De color anaranjado, es la seta comestible más buscada por pinares y bosques en otoño. Exhala un perfume afrutado. Su carne, dura y quebradiza, es blanca pero se vuelve de un color anaranjado y verdoso en contacto con el aire. Guisada a la plancha (no se utiliza el pie) y al ajillo con jamón es una delicia.



- Boletus edulis SETA CALABAZA

Es una de las más codiciadas. Aparece de septiembre a noviembre en bosques de robles, encinares, hayedos, castaños y coníferas. De sombrero marrón y carne blanca, su sabor es dulce con recuerdo a avellana y a nuez. Se puede tomar cruda, salteada, en guisos e incluso en postres. La variedad Boletus pinicola, rosada, crece en pinares



-  Amanita caesarea SETA DE LOS CÉSARES

Los romanos tenían verdadera pasión por esta seta de sombrero anaranjado que puede encontrarse bajo encinas, alcornoques, castaños y robles, y también en bosques de coníferas. Su carne es amarillenta y muy firme. ¡Ojo!: puede confundirse con la Amanita muscaria, que es tóxica y tiene efectos alucinógenos



- Pleurotus eryngii SETA DE CARDO

Se encuentra en los eriales en noviembre, después de las lluvias. Fructifica en la raíz del cardo corredor ya en descomposición, de ahí su nombre. Es muy fácil de reconocer: su sombrero, aplanado en el centro, varía de color desde el crema al marrón. Su carne es blanca, tierna, con un sabor algo dulce y muy versátil en la cocina.



-  Cantharellus lutescens REBOZUELO ANARANJADO

De color amarillento en el pie, su sombrero es marrón y de forma alargada. Su carne es compacta, elástica, fibrosa en el pie, con olor a albaricoque y sabor dulce. Crece en pinares desde septiembre hasta finales de diciembre. Se le llama también angula de monte porque suele cocinarse como las angulas, con ajo y guindilla.



- Tricholoma portentosum CAPUCHINA O TORTULLO

Es una seta tardía que crece de octubre a diciembre bajo coníferas; de hecho, su sabor mejora incluso con las heladas. El sombrero es aplanado, de color gris oscuro o negro y las láminas son blancas con reflejos amarillentos. Su carne es frágil, blanca con tintes violáceos o grises y de textura fina. También se la conoce como carbonera.



(Fuente: Revista DIA)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Budas de los Días de la Semana

Las 30 ciudades más grandes de España por número de habitantes

Tips para que tu lugar de trabajo sea más productivo