El sitio de Tiro de Alejandro Magno

Alejandro Magno, en el año 332 antes de Cristo, llevó a cabo uno de los asedios más famosos de la historia universal. En su campaña contra los persas, el ejército macedonio se vio ante un problema extra: la ciudad a tomar estaba en una isla.


Tiro tenía unos 40.000 habitantes y estaba dividida en la isla de Tiro, situada a unos cientos de metros de la costa y poderosamente fortificada, y la Tiro continental. Tomada la parte "vieja" de Tiro, Alejandro ordenó bloquear la isla y durante siete meses trabajó con empeño para acabar con su principal ventaja: ser una isla.

Los macedonios disponían de máquinas de asedio, pero estas eran totalmente inútiles contra unas murallas que se encontraban a unos 800 metros de distancia, con el mar como medida de defensa adicional. Decía antes que Alejandro luchó contra la isla de Tiro para arruinar su ventaja, ser una isla. Y así puso a sus ingenieros a pensar y a sus soldados a trabajar, y utilizando los escombros de la Tiro continental, que había sido abandonada, construyó un enorme brazo de tierra que acercó el continente a la isla. Una vez hecho ese brazo de terreno artificial, la maquinaria de asedio fue acercada a las murallas de la isla de Tiro y comenzó el ataque. Apoyado desde barcos, finalmente este acabó con las fortificaciones y Alejandro Magno derrotó Tiro completamente, la parte continental y la isla.

(Fuente: curistoria)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Budas de los Días de la Semana

Las 30 ciudades más grandes de España por número de habitantes

Tips para que tu lugar de trabajo sea más productivo