Activación por volumen para Windows 8 y Office 2013

Elige el método de activación por volumen de Windows 8 y Office 2013 más adecuado para tu entorno empresarial y cómo rotar entre ellos.

clip_image002

En los grandes entornos de red resulta necesario controlar de manera eficiente las activaciones por volumen. Durante el ciclo de vida de MS Windows 2000 y MS Windows XP esto no suponía un problema puesto que la única medida de precaución necesaria era controlar que las licencias no fuesen utilizadas fuera del entorno empresarial. Sin embargo, hoy en día la situación es muy distinta. Durante el ciclo de vida de Windows Vista y Windows 7 el control de las activaciones resultaba mucho más difícil debido al, por aquel entonces, nuevo Windows Genuine Advantage. Además, ahora Office también necesita ser activado y comprobar regularmente  la validez de la licencia, procedimiento que añade una complejidad adicional al asunto.
 
Para la nueva generación de productos, que comprende las versiones de Windows 8, Office 2013 y Windows Server 2012, Microsoft pretende hacer más fácil la activación de las licencias por volumen de los productos, con este objetivo en mente, han logrado diseñar dos nuevos métodos de activación que se han añadidos a los ya disponibles.
 
Activación basada en Directorio Activo
Las organizaciones que disponen de un directorio activo pueden aprovechar su gran potencial para activar las licencias por volumen, de Windows 8, Windows Server 2012 y Office 2013, que se ejecutan sobre estos sistemas operativos. Enlazando las claves de producto de estos paquetes al rol del servidor de servicios de activación por volumen, los productos serán activados inmediatamente  al vincularlos al dominio. Sin embargo, al desvincularlos los productos serán desactivados inmediatamente.
 
El único inconveniente serio de este método es que los usuarios deben comunicarse con la infraestructura del Directorio Activo por lo menos una vez cada 180 días. No existe una cantidad mínima de instalaciones necesarias, ni hay que hacer filigranas para hacer que el servidor de activación esté en alta disponibilidad ni resulta necesario habilitar un puerto en el cortafuegos.
 
Activación basada en la subscripción a OFFICE 365
clip_image004
Otro buen truco válido para la activación de Office 2013 consiste en el nuevo método de activación basado en la suscripción a Office 365. Al comprar una suscripción a Office 365 se puede utilizar los credenciales de la cuenta para iniciar sesión en Office 2013 y activar el producto. Esto activará el producto durante el tiempo de validez  que dure la suscripción, con el único requisito de que al menos cada 30 días el equipo debe ser capaz de ponerse en contacto con el Servicio en Línea de Licencias de Office.
 
clip_image006
 
Uno de los mayores beneficios de la utilización de este tipo de activación es su facilidad para la gestión de licencias. Para cada suscripción de Office 365, puede consultarse en cada momento la cantidad de instalaciones con licencia y activaciones restantes. También se pueden desactivar las instalaciones desde el portal tanto por los usuarios como por los administradores, facilitando la obtención de informes sobre el estado de las licencias.
 
Activación por KMS (Key Management Services)
En las organizaciones más tradicionales sin Office 365 o ​​sin Directorio Activo, o en las organizaciones con una estricta separación  de los roles de administración (donde la gente dedicada a la gestión del Directorio Activo y la dedicada a la gestión de licencias no se hablan entre sí), los anteriores métodos de activación no resultan oportunos. Para estas organizaciones todavía está disponible el servicio de administración de claves (KMS). Sólo necesita asegurarse de adecuar los servidores KMS para que sean compatibles con las licencias de Windows 8 y Windows Server 2012 y, por supuesto, con el paquete de licencias por volumen de Office 2013.
 
Activación por MAK (Multiple Activation Keys)
Cómo cuarto método de activación, se pueden usar las licencias de activación múltiple. Estas claves indican a los productos que contacten con el servicio de activación online de Microsoft sin la necesidad de una preconfiguración manual. La activación mediante la llamada de teléfono se encuentra disponible mediante este tipo de activación. Aunque este método es el que ofrece peor capacidad de control, es el único que permite su funcionamiento en entornos en los que no se dispone de una conexión a internet.
 
Se podría considerar la utilización de este medio como último instancia. La verdadera cuestión consiste en identificar aquellos dispositivos que verdaderamente necesitan utilizar esta modalidad, esto se puede conseguir con una herramienta gratuita llamada Volume Activation Management Tool (VAMT) disponible como parte del Windows Assesment and Deployment Kit (ADK) capaz de comunicarse con los servidores KMS al menos una vez cada 180 días.
 
(Fuente: windowstecnico)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Budas de los Días de la Semana

Las 30 ciudades más grandes de España por número de habitantes

LISTADO EMISORAS FM EN MADRID