Dime cómo duermes y te diré cómo eres



El profesor Chris Idzikowsky, director del instituto de sueño Británico, ha analizado las 6 posiciones más comunes que adoptamos las personas cuando dormimos. Los resultados de su estudio han desvelado que cada posición se identifica con un tipo concreto de personalidad.

POSICIÓN FETAL: Se trata de personas duras por fuera pero sensibles por dentro. Pueden parecer tímidas cuando conocen a alguien pero enseguida se relajan y se muestran tal y como son. Esta posición es la más común de todas: fue adoptada por el 41% de las 1000 personas que formaron parte del estudio.

TRONCO: Es la posición adoptada por personas que duermen de lado y con los dos brazos extendidos a lo largo de su cuerpo. Se trata de personas muy sociables a las que les gusta formar parte del grupo. Suelen confiar en los desconocidos y a veces pueden pecar de ser demasiado crédulos.

ORADOR: Parecida a la posición de tronco pero con los dos brazos extendidos al frente. Son abiertos por naturaleza pero se pueden mostrar desconfiados en ciertas ocasiones. Pueden ser lentos a la hora de tomar decisiones pero una vez lo hacen se aferran fuertemente a aquello que han decidido y no lo cambian.

SOLDADO: Las personas que adoptan esta posición suelen ser tranquilos y reservados. Esperan grandes cosas tanto de ellos mismos como de los demás.

BOCA ABAJO: Son personas muy sociables que pueden desenvolverse a la perfección ante situaciones nuevas. Sin embargo pueden llegar a ser muy nerviosos y fácilmente susceptibles. No les gustan las críticas ni las situaciones extremas.

ESTRELLA DE MAR: Son grandes amigos porque siempre están dispuestos a escuchar y a ofrecer su ayuda cuando les necesitan. No les gusta ser el centro de atención.

Además de los tipos de personalidad, el profesor Idzikowsky también llegó a varias conclusiones relacionadas con la salud:

- La posición BOCA ABAJO facilita la digestión.

- Las posiciones del SOLDADO y ESTRELLA DE MAR conducen frecuentemente a los ronquidos y a pasar una mala noche.

Por último, el profesor señaló que es muy difícil cambiar la posición de dormir a la que estamos acostumbrados. Tan sólo un 5% de los participantes en el estudio afirmó dormir en posiciones diferentes cada noche.

¿Y tú cómo duermes? ¿Puedes identificar alguno de estos resultados contigo mismo o con tu pareja?


Comentarios

Entradas populares de este blog

Budas de los Días de la Semana

Las 30 ciudades más grandes de España por número de habitantes

Tips para que tu lugar de trabajo sea más productivo