Normas de comportamiento para los padres



Los adultos deben comportarse y no hacer uso de:

  • Chantaje emocional. No  usar frases como: "Eres malo y no te quiero" o "cómo me puedes hacer sufrir tanto". Es mejor decir: "Te quiero mucho, pero me enfado cuando saltas encima del sofá". 
  • Amenazas. No recurramos a la amenaza para que el niño obedezca. Puede resultar eficaz en el momento, pero desarrollará miedos posteriores o acabará amenazándonos a nosotros y también a los demás. 
  • Negociación de las normas o justificación de nuestra actitud. No hay que darle opciones para elegir; hasta los cinco años el niño no es capaz de tomar decisiones sencillas entre dos o tres alternativas. Los niños pequeños no entienden de tratos y les confunde alto que traducen como un cambio continuo de la norma sin saber a qué atenerse. Como consecuencia, dejan de respetarla. 
  • Risas mientras damos una orden. Haga lo que haga el niño, no debemos eludir la seriedad que el momento necesita y no podemos permitir que interprete que estamos jugando o que las normas son algo que se puede tomar a broma. 
  • Forcejeos y descalificaciones. Por supuesto, no debemos recurrir a ningún tipo de forcejeo o descalificación para obligar al cumplimiento de la norma. Existen otras muchas formas de hacer cumplir una orden, como dejar de atender cualquier actividad que inicie el niño y repetirle el mensaje: "Cuando hagas lo que te he dicho, te atiendo". 
FUENTE | El manual de Supernnany (2007) Extracto

Comentarios

Entradas populares de este blog

Budas de los Días de la Semana

Las 30 ciudades más grandes de España por número de habitantes

LISTADO EMISORAS FM EN MADRID